Search
  • Roberta

Mi refugio



Empecé a reír en medio de la chilladera. Llevaba varios minutos observando rincones de mi casa que me sacaban lágrimas. Unas lágrimas por las pelusas en el piso; otras tantas por los trastos sucios y el polvo descubierto al pasar el dedo sobre los muebles; un quejido desconsolado por el refri vacío y al descubrir hojas secas en la planta que mejor se me daba; un llanto fluido por el cesto que derramaba ropa sucia. Y así, era yo una piltrafa tal, llena de mocos y llanto que me senté en la cama y de la nada, al ver la escena, no quedó de otra más que reírme de mi misma. Las lágrimas de congoja se convirtieron en lágrimas de risa... Son de esos momentos disfrazados de rareza que la vida te manda para decirte "pausa". En esta ocasión llegó para recordarme que mi casa es mi refugio, es ese lugar bonito y acogedor donde he fortalecido una relación conmigo misma, en cada uno de sus rincones están puestas las cosas que valoro, mis sueños y esperanzas. Es ese lugar de buena vibra y reparador que además me reconforta en momentos difíciles. El momento "absurdo" vino a recordarme que cuidar de mi espacio es cuidarme, es conectarme con la vida, con el aquí, con el ahora, con lo aparentemente pequeño, con lo simple. Creo que mi mamá me ha enseñado eso los últimos días, es el espacio físico ¡si! Pero también el espacio de la vida que está aquí y ahora, el espacio de las cosas más simples que te dan cariño: en la posibilidad de cocinar y compartir unos romeritos, sacar la libreta de fechas importantes de las hazañas de su nieto para leerlas orgullosa, pensar en el siguiente café con sus amigas. Ella tiene su espacio-refugio en ello, lo defiende y la admiro por eso. Así que este 2020 no tengo propósitos, sólo ganas de compartir los aquí y ahora que podamos trenzar. Mi mejor propósito es convocar buenas vibras para cuidar de mi casa, prometo acompañarlas de una taza de té, café, cerveza... Ojalá podamos coincidir. Y si me ven llorar por el piso sucio, no se preocupen, sepan que solo son lágrimas para purificar el alma y sobretodo ¡para limpiar mi refugio! Nos deseo lo mejor. ¡Que inicie la década!

© 2020 Roberta Psicoterapia / Consultoría  -  Designed by  www.addodesign.net / Fotos © @eskalantem