Search
  • Roberta

¿Por qué a mi? ¿es esa la cuestión?

“Perdí la visión del ojo derecho con treinta años”, así comienza el relato de un hombre, que se propuso encontrar la causa de esa pérdida como su “única y sagrada empresa”.



La historia completa puede leerse en Facebook , pero retomaré aquí una pregunta que él plantea y que me atrapó (“¿Por qué a mí?”), pues me hizo pensar cómo las preguntas que nos hacemos no son inocentes y sus respuestas tienen efectos en el sentido que le damos a nuestra vida.


Somos historia… vamos narrándonos y significando nuestra existencia a partir de los relatos que recreamos con la palabra. Contamos las historias sobre nuestras capacidades, habilidades, batallas, relaciones, logros, fracasos, deseos, anhelos, miedos, alegrías, tristezas, y un sinfín de experiencias. Al narrar(nos), como toda historia narrada, iluminamos ciertos sucesos sobre otros y enfatizamos ciertos detalles, mientras dejamos empolvarse a otros que no ponemos en palabras.

Detrás de nuestras historias hay preguntas que nos hacemos y tratamos de narrar, preguntas sobre el ¿quién soy? ¿qué pasó? ¿cómo fue?... Cada pregunta nos lleva por un camino, nos ayuda a iluminar ciertas cosas y deja de lado otras, cada pregunta nos lleva a lugares distintos. Entonces, ¿qué pasa si nos hacemos unas preguntas y no otras? ¿Qué consecuencias tiene preguntarnos una cosa sobre otra?


El relato de este hombre me hizo pensar en ello y en la a veces -muchas quizá- innecesaria pregunta "¿Por qué a mi?" Innecesaria porque en ocasiones no hay explicación, porque quizá no hay mucho que comprender, sino que las cosas simplemente suceden y muchas cosas escapan de nuestro control, porque la vida es compleja, impredecible y cargada de buenas dosis de incertidumbre y cambio que nos mantienen en movimiento.


Pienso entonces que quizá antes de hacernos una pregunta e intentar responderla, podríamos detenernos y curiosear si esa pregunta ¿nos entrampa? ¿nos ensombrece? ¿nos abre posibilidades? ¿nos llevará a algún lugar preferido? En ese sentido, el “¿por qué a mi?”, ¿hacia qué caminos nos guía? ¿qué tipo de relatos posibilita construir? ¿cómo me ayudan (o no) esos relatos?


La vida es muy corta y se nos puede ir de las manos en un respiro tratando de encontrar respuestas que quizá no sean tan amables y que nos lleven a dejar de ver la belleza, la compasión, la esperanza y el amor que nunca desisten de aparecer aún en los momentos difíciles.


En la vida no hay recetas pero sí tenemos la oportunidad de corrernos de ciertos lugares en los que tenemos la costumbre de estar. Podemos, por ejemplo, detenernos a pensar ¿cuáles han sido las preguntas a las que normalmente recurro? ¿qué tan amables o maltratadoras me resultan? ¿qué pasaría con nuestra propia narrativa de vida si experimentamos otro tipo de preguntas? ¿qué ocurriría si abrazamos un poco más, de vez en vez la falta de certeza? ¿Qué sucedería si en lugar del "¿por qué a mí?" transitamos al "¿qué hago con ello?"?


#historias #robertapsicoterápia



© 2020 Roberta Psicoterapia / Consultoría  -  Designed by  www.addodesign.net / Fotos © @eskalantem